Call 562.799.2020

2925 Palo Verde Ave, Long Beach, CA 90815

¡Navegue para explorar!

Trabeculectomía

PIDA UNA CITA

Si a usted le han diagnosticado glaucoma, sabrá que hay muchas opciones de tratamiento disponibles. Si usted tiene una presión intraocular alta, su doctor en Eye Physicians of Long Beach le puede recomendar una trabeculectomía. Típicamente, una trabeculectomía solo se realizará cuando otros tratamientos médicos o ciertas cirugías láser no han sido suficientes para disminuir de forma significativa su presión intraocular. El glaucoma sin tratamiento, eventualmente, resulta en pérdida de la visión, e incluso ceguera si no puede disminuir su presión lo suficiente.

¿Qué es una Trabeculectomía?

Una trabeculectomía es un procedimiento quirúrgico que se realiza para reducir la presión intraocular. Para realizar una trabeculectomía el doctor adormecerá su ojo para que no pueda sentir nada aparte de una ligera presión durante la cirugía. Después de usar las gotas anestésicas para adormecer su ojo, se aplicarán inyecciones anestésicas alrededor de su ojo. Esto se realiza para asegurar que su ojo se adormezca completamente, así como para reducir la habilidad de su ojo para moverse durante la cirugía. Una vez que el ojo se anestesie de forma apropiada la cirugía puede comenzar.

Su cirujano comenzará creando un pequeño hoyo en la pared de su ojo, conocida como esclerótica del ojo. El hoyo en la esclerótica luego se cubre con una tapa muy delgada o una “puerta trampa”. Esto se crea para dejar que el fluido que está en el ojo fluya de forma controlada. El fluido del ojo (humor acuoso) luego se mueve de adentro del ojo, a través de la puerta trampa, que ha sido creada y permanece debajo de la conjuntiva del ojo. En esta membrana clara del ojo una ampolla o “burbuja” se forma debajo de la parte superior del párpado. Cuando esta burbuja está en su lugar el humor acuoso es controlado y puede fluir de forma apropiada. La meta de crear la burbuja y la puerta trampa es, eventualmente, permitirle a la presión del ojo que disminuya a un nivel apropiado. Una cirugía de trabeculectomía, típicamente, dura alrededor de 45 minutos a una hora en ser completada.

Recuperarse después de una Trabeculectomía

Después de que se ha realizado una trabeculectomía es importante darle a sus ojos suficiente tiempo para curarse y recuperarse. Al principio, notará que sus ojos pueden esta hinchados y rojos. ¡Esto es normal! El enrojecimiento y la hinchazón, así como los párpados caídos, cederán dentro de unas cuantas semanas, pero podría tardar tanto como un par de meses también. Como en cualquier procedimiento quirúrgico, todos sanan a su propio ritmo. Sus ojos tendrán una almohadilla o usará un protector ocular claro si no ve bien del ojo que no fue operado. No podrá conducir después de una trabeculectomía, especialmente si se le puso anestesia general. La mayoría de los pacientes son capaces de ir a su casa el día de la cirugía o solo un corto día después.

Después de su cita postoperatoria, se le prescribirán gotas medicadas para los ojos. Estas, típicamente, son gotas antiinflamatorias esteroideas, así como gotas para los ojos con antibióticos. ¡Asegúrese de usarlas como se lo indique su oftalmólogo en Eye Physicians of Long Beach! Puede parecer molesto o frustrante, pero son una parte extremadamente importante del proceso de recuperación después de una trabeculectomía para prevenir infecciones o complicaciones.

Durante el proceso de recuperación también puede requerir ir a citas frequentes en Eye Physicians of Long Beach, al menos, por las primeras cuatro semanas después del procedimiento. Esto es para asegurar que la presión de su ojo se mantiene estable y no es muy alta o muy baja. Durante estas visitas se le removerán sus suturas y se le prescribirán esteroides adicionales para ayudar a ajustar la presión del ojo. Adicionalmente a estas visitas debe evitar cualquier tipo de actividad extenuante como correr, tenis, nadar y cualquier deporte de contacto. También debería evitar cualquier actividad que potencialmente pueda resultar en lesiones a la cabeza o la cara, porque pueden dañar los resultados de su trabeculectomía.

Glaucoma después de una trabeculectomía

Aunque no hay cura para el glaucoma, una trabeculectomía disminuye la presión intraocular de forma significativa en los pacientes. De hecho, incluso algunos pacientes hasta veinte años después de una trabeculectomía muchos pacientes reportan que su glaucoma sigue bajo control y que su presión ocular sigue disminuida. Muchos ya no requieren usar medicamentos para el glaucoma para regular sus niveles de presión intraocular. Esto depende de cada paciente individual, pero para aquellos que tiene glaucoma que no responde a otras cirugías u opciones de tratamiento, una trabeculectomía es una opción importante a considerar.

Si tiene glaucoma y está interesado en aprender más sobre la trabeculectomía y si podría ser adecuada para usted, ¡contacte a nuestra oficina de Long Beach para programar una cita con uno de nuestros talentosos doctores!